miércoles, octubre 23, 2019
Banner Top

Algún día todos los coches serán como el Jaguar i-Pace, el primer eléctrico de la marca. Pero de momento no hay nadie a la altura del SUV eléctrico del fabricante británico. Se trata de un coche de frontera que explora territorios inexplorados para posicionarse como el primer eléctrico 3.0 y, sobre todo, como el más completo. Y es que la presentación oficial, celebrada en el Algarve portugués con recorridos urbanos, carreteras de doble sentido, autopista y también tramos off-road en pistas forestales con vadeos de ríos –y hasta una prueba en el circuito de Portimao–, han permitido confirmar una polivalencia de uso que de momento no ofrece ningún modelo eléctrico del mercado, incluidos los Tesla.

El Jaguar i-Pace pesa menos y es más ágil que sus rivales americanos, y sobre todo les supera en polivalencia: se adapta igual a la ciudad, los viajes, las excursiones por el campo y ¡hasta al circuito! Además, no sale tan caro, desde 78.100 euros, y ofrece la calidad de conjunto y acabado de las marcas premium europeas. Pero también mantiene una asignatura pendiente: sus nuevos  sistemas y pantallas de información, y sobre todo su usabilidad, de lo mejor entre las marcas convencionales, no son todavía tan rápidos, fáciles e intuitivos como los que ofrece la consola en forma de supertableta de 17 pulgadas que estrenaron, hace ya nada menos que seis años, los modelos de la marca de Elon Musk. Mas allá de eso, estos son los principales argumentos del Jaguar i-Pace.

Más información en: motor.elpais.com
Banner Content

0 Comments

Leave a Comment