jueves, octubre 24, 2019
Banner Top

La contaminación del planeta, el calentamiento global y, de alguna forma, el alto volumen de consumo de petróleo que a la larga devendrá en escasez vienen propiciando la búsqueda de combustibles alternativos, al igual que el uso de autos híbridos y el desarrollo de autos eléctricos, que, a diferencia de los primeros, contaminan menos. De hecho, simplemente no contaminan.

Hasta hace poco, los proyectos para desarrollar autos eléctricos se generaban cuando se producía alguna crisis del petróleo, que elevaba considerablemente su precio. Cuando pasaba la crisis y el costo se reducía, los proyectos nuevamente entraban en compás de espera. Es interesante ver que en las últimas crisis, cuando el precio ha descendido, los proyectos de autos eléctricos han mantenido su desarrollo.

Hoy, todas las marcas de tecnología punta están gastando enormes cantidades de dinero en desarrollar automóviles eléctricos viables. Cuando digo viables, me refiero a vehículos que tengan más de 100 km de autonomía –ya los hay con más de 500 km– y un costo razonable. En los últimos años se ha logrado construir baterías de mayor capacidad y motores más eficientes, que han conseguido incrementar autonomías y reducir precios. De hecho, ya hay marcas que ofrecen vehículos eléctricos dentro de su gama de productos. En el mismo sentido juegan decisiones de varias ciudades de países avanzados, que han dictaminado que en determinados años ya no podrán circular vehículos que quemen combustibles. Entonces solo podrán circular vehículos eléctricos.

Considero que los autos eléctricos se vienen a mayor velocidad de lo que pensábamos, pero a menor velocidad de lo que se viene publicitando. Al cierre del 2017, ya circulan por el planeta 3’000.000 de autos eléctricos, 54% más que los que circulaban en el año 2016. El mercado que más viene creciendo es el chino, pues el año pasado se vendieron 580.000 autos eléctricos, cifra que representa un 72% más en relación al año anterior. EE.UU. tuvo la segunda cifra más alta, con 280.000 automóviles vendidos en el 2017, frente a los 160.000 del 2016. Este crecimiento no solamente se está dando en automóviles, sino que también incluye a los buses: a finales del 2017 ya circulaban 370.000 buses eléctricos, 25.000 más que en el 2016. Otro rubro que viene creciendo a gran velocidad es el de las motos y bicicletas eléctricas, pues ya transitan más de 250’000.000 de ellas por nuestro planeta. Los países nórdicos mantienen el liderazgo en el porcentaje de autos eléctricos vendidos en sus mercados. En Noruega ya representan el 39% del total de las ventas; en Islandia, el 12%; y en Suecia, el 6%.

Edwin Derteano, consultor automotriz y presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Publicado en la revista Ruedas N° 648 Julio 2018.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment