miércoles, agosto 21, 2019
Banner Top

China, además de ser el mayor mercado de la industria automotriz, destaca por el desarrollo de vehículos eléctricos. Tanto que ya son 487 los fabricantes de coches eléctricos en el país.

China, además de ser el mayor mercado de la industria automotriz, destaca por el desarrollo de vehículos eléctricos. Tanto es así que, según el Wall Street Journal, la industria automotriz del Gigante Asiático ya contabiliza 487 marcas de coches eléctricos. Esto es posible gracias a una creciente demanda, motivada por las generosas ayudas del gobierno y por la obligatoriedad de que los constructores de automóviles consigan un agresivo objetivo del 10% en «créditos» de los vehículos de “nueva energía” (híbridos enchufables y eléctricos) a partir de 2019 y del 12% de 2020 en adelante.

Según el último informe oficial por parte del gobierno de Xi Jinping, China cuenta con 487 compañías constructoras de vehículos eléctricos que luchan por controlar el mercado y por hacerse con una parte de los 15.000 millones de dólares (12.800 millones de euros) en ayudas para el coche eléctrico. En total, China planea desembolsar hasta 47.000 millones de dólares (40.000 M€) en subsidios para los vehículos de “nueva energía”, incluyendo eléctricos a batería e híbridos enchufables con un mínimo de autonomía eléctrica.

Todo ello viene motivado por el plan “Made in China 2025”, el cual fue lanzado hace tres años para promover “la dominancia doméstica y la competitividad global” de 10 sectores diferenciados de la industria en el Gigante Asiático durante la próxima década, entre los que evidentemente se encuentra la automovilística.

Pero no todas las empresas sobrevivirán en un entorno tan competitivo como la industria china. El CEO de Singulato, Shen Haiyin, admite que desde su marca esperan que únicamente el 10% de la totalidad sobrevivan a los próximos cinco años. En cambio, según el WSJ, algunos analistas reducen esta cifra en torno al 1%. “Se está invirtiendo muchísimo capital en esta industria y una gran parte de él será desperdiciado”, dijo Paul Gong, analista del banco suizo UBS.

Algunos ejemplos de éxito

Mientras que en el mercado nacional las marcas chinas prácticamente no tienen competencia extranjera gracias a una regulación que las protege, a nivel internacional pocas son las que se permiten el lujo de cruzar fronteras. Algunos ejemplos de ello son NIO, que ya ha iniciado la producción de su crossover eléctrico ES8 y ha conseguido recaudar más de 2.600 millones de euros para financiar su expansión, y Byton, que planea lanzar dos automóviles eléctricos a nivel internacional entre 2019 y 2022. Por último Lynk & Co, bajo el amparo de Volvo y la empresa matriz Geely, planea lanzar su primer SUV eléctrico en 2019 y fabricarlo en Europa.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment