viernes, agosto 23, 2019
Banner Top

Sero Electric, la automotriz argentina especializada en vehículos eléctricos, comenzó a operar su nueva planta de Morón, ciudad de la provincia de Buenos Aires. El establecimiento está ubicado en el Aeródromo de ese municipio.

El Sero Electric es un citycar limitado a una velocidad máxima de 50 km/h, que se utiliza para tareas de vigilancia en fábricas o barrios privados y para el traslado de pequeñas cargas.

El proyecto original del Sero se presentó hace tres años. Las primeras unidades se produjeron en la planta de motos de Dadalt, en Villa Luzuriaga. Los primeros clientes fueron las municipalidades de Morón y Mendoza, para el patrullaje de parques y zonas peatonales, donde no puede acceder un vehículo convencional.

La planta del aeródromo de Morón tiene 2.000 metros cubiertos y, en la actualidad, trabaja a un ritmo de 20 unidades mensuales. Ofrece trabajo a catorce operarios. La empresa ya tiene distribuidores en Chile y Brasil, que en octubre recibirán las primeras unidades.

Versiones con caja de carga y luz sobre el techo, para tareas de vigilancia.

El Sero Electric se fabrica con tres tipos de carrocerías diferentes y los precios oscilan entre 10 mil y 13 mil dólares.

En diciembre se completará el trámite de homologación y el Sero Electric estará autorizado a circular en la vía pública. Se podrá patentar y su uso estará restringido a calles y avenidas. No podrá circular en rutas ni autopistas.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment