miércoles, agosto 21, 2019
Banner Top

Además de los modelos que ya han electrificado, las tres grandes marcas alemanas preparan una serie de lanzamientos y nuevas variantes para encarar la electrificación de los distintos segmentos del mercado.

 

Audi e-tron.

Audi e-tron.

 

Durante los próximos años, la industria del automóvil verá como casi todas las marcas del mundo empiezan a presentar y lanzar versiones electrificadas de sus modelos y nuevos coches totalmente enfocados a la electrificación, con versiones híbridas y eléctricas puras como únicas opciones.

La movilidad cambiará poco a poco hasta que, al final, la electricidad sea la única fuente propulsora de los vehículos. Hasta entonces, todas los grupos tienen sus estrategias para entrar en la batalla por un segmento lleno de incógnitas, un juego en el que ninguna marca tiene la estrategia absoluta y definitiva, a excepción del fabricante californiano de vehículos eléctricos Tesla que incorpora en su ADN la opción totalmente eléctrica en sus modelos. Así es, como las marcas premium alemanas, Audi, Mercedes y BMW, contando también Mini y Smart, se electrificarán durante los próximos años.

 

Audi

Audi se prepara para lanzar su primer vehículo 100% eléctrico, el SUV e-tron, que deberá liderar toda una futura familia de eléctricos de la que aún se sabe muy poco. De momento, la firma de los cuatro aros se centrará en la incorporación de propulsores híbridos en la oferta de algunos de sus vehículos más representativos.

En primer lugar, la berlina A6 acaba de estrenar actualización y llegará al mercado con apoyo eléctrico de 48 V, mild-hybrid (MHEV), para sus motores V6 de 3.0 litros, y con apoyo de 12 V para el 2.0 de cuatro cilindros. Según Autonews, una versión e-tron híbrida enchufable (PHEV) podría llegar también. Del mismo modo, el A7 recibirá una actualización en 2020, basada en el Prologue Concept Series, que llegará de la mano de una variante más deportiva S7 y otra de altas prestaciones RS 7. Según el mismo medio, también podría llegar una versión e-tron PHEV.

Por su parte, el buque insignia de la firma de Ingolstadt, el A8, también recibirá más adelante una versíon e-tron PHEV de 449 CV de potencia, que se unirá a las demás motorizaciones con apoyo eléctrico MHEV. Esta berlina se considera uno de los vehículos más avanzados del mundo tecnológicamente y será el primer coche con nivel 3 de autonomía.

 

15337244945696

Prototipos del nuevo Audi e-tron probando el sistema de recuperación de energía en Pikes Peak.

El pasado junio se presentó el nuevo Audi Q8, un SUV de cinco plazas que debería llegar al mercado a finales de este año. Como con el A8, todas sus mecánicas serán MHEV, con baterías de 48 V. En el futuro será uno otro de los modelos de Audi que incorporará una versión e-tron PHEV.La joya de la corona, sin embargo, es el e-tron Quattro, un crossover 100% eléctrico que llegará a los concesionarios en 2019 para competir directamente con el Tesla Model X y cualquier SUV eléctrico que pueda haber entonces ya en circulación. Sus argumentos serán toda la calidad inherente en un vehículo de la marca alemana junto a una batería capaz de propulsarle durante más de 400 kilómetros.

 

Mercedes-Benz y Mercedes-AMG

Mercedes-Benz también apostará fuerte por la electrificación de algunos de sus modelos y por el lanzamiento de vehículos totalmente eléctricos que serán rivales directos con las demás marcas alemanas y Tesla. En los próximo cinco años, la firma de la estrella espera lanzar versiones electrificadas de muchos de sus coches, además de lanzar los primeros integrantes de la familia EQ, su sub-marca de vehículos eléctricos.

El nuevo CLS, como hace Audi con sus nuevos lanzamientos, contará con apoyo eléctrico en todas sus motorizaciones de gasolina, tecnología que no estará disponible para las versiones diésel, aunque la marca afirmó que ampliaría la oferta mecánica del vehículo en el futuro. La microhibridación (MHEV) es la opción elegida para electrificar también la nueva berlina AMG E 53, combinando un motor de gasolina de seis cilindros en línea con el sistema EQ Boost de 48 V que ofrecerá una potencia de 429 CV. Según el medio estadounidense, el Mercedes Clase E, base del AMG E 53, podría recibir una versión PHEV en 2021.

Por otro lado, el Clase S, el buque insignia de Mercedes, renovó su oferta mecánica el año pasado pero pareció olvidarse de la electricidad apostando por motores como un V6 biturbo de 3.0 litros. Sin embargo, el as bajo la manga de Mercedes era la versión S 560e, una variante PHEV que llegará el año que viene. Sin confirmación oficial aún, algunas informaciones apuntan a que el Clase S podría recibir una versión 100% eléctrica en 2020.

 

6-mercedes-benz-concept-eq-electric-mobility-2560x1440-1280x720

Mercedes-Benz EQC, el primer eléctrico puro de la firma de la estrella.

Pasando a los SUV, el GLA recibirá una actualización de diseño durante el año 2020, con lo que se iniciará la producción de una versión PHEV ese mismo año, además de una MHEV más tarde, en 2021. El GLB, un nuevo todocamino compacto que aterrizará en 2020 y se basará en la plataforma MFA de Mercedes, ofrecerá versiones PHEV y MHEV a partir del mismo año de su lanzamiento y, sin estar confirmado, podría también tener versión eléctrica pura. El Clase A Sedán, tras la actualización del modelo, también podría incorporar una variante eléctrica durante 2020, aunque tampoco hay confirmación de la marca.En 2019, como pasará con Audi, Mercedes lanzará la sub-marca EQ, nombre que incorporarán todos los eléctricos puros de la firma de la estrella. El primero será el EQC, un crossover compacto equipado con dos motores eléctricos que promete una autonomía cercana a los 500 kilómetros y unas prestaciones elevadas. De hecho, este SUV debería completar el 0 a 100 en menos de cinco segundos. Compartiendo las nuevas siglas, el EQA, un compacto eléctrico que se convertirá en el primer Mercedes en producirse en Francia, en la planta de Hambach de Smart, llegará con 400 kilómetros de autonomía y se basará también en la plataforma MFA.Según apunta Autonews, citando el blog tomercedesblog.com, en 2022 podría lanzarse el EQGLE, otro vehículo eléctrico de la nueva familia, y un GLC de siete plazas totalmente eléctrico que podría llegar en 2023 utilizando el mismo propulsor que el EQGLE. Por último, la última actualización de su furgoneta Sprinter también recibirá una variante eléctrica, llamada eSprinter, que podría empezar a producirse en 2019.No hay que olvidar que Mercedes-AMG también lanzará el Project One, un vehículo de 2,7 millones de dólares cuyas 275 unidades ya han sido reservadas. El hiperdeportivo heredará el propulsor híbrido del monoplaza con el que Hamilton compitió en la Fórmula 1 en 2017 combinando un motor V6 de 680 CV con cuatro motores eléctricos que mandan su fuerza al eje delantero para una potencia combinada de más de 1.000 CV.

 

BMW

BMW se centrará en ofrecer el mayor número de vehículos posibles para cada segmento y, en cuanto a la electrificación, espera lanzar una docena de vehículos 100% eléctricos para 2025. Algunos ejemplos serán el iNext, el iX3 o el i4.

Por orden de gama, el primer vehículo que se pasará a la electrificación será el Serie 4, que recibirá motorizaciones con apoyo híbrido de 48 V tras una actualización de la versión coupé en 2020 y la convertible y Grand Coupé en 2021. Se especula con que pueda haber variantes PHEV y 100% eléctricas del Serie 4 Gran Coupé. Por otro lado, el recién presentado Serie 8, que de momento solo ha confirmado motorizaciones de gasolina y diésel, podría introducir una variante PHEV en 2021.

Tras estas versiones, BMW se lanzará a presentar modelos exclusivamente eléctricos de la familia ‘i’. En primer lugar llegará el iX3, una versión totalmente eléctrica del BMW X3 que se fabricará en China y se exportará desde el Gigante Asiático al resto del mundo. Este crossover promete una autonomía 400 kilómetros gracias a su batería de 70 Kwh y su producción está programada para 2020. Más allá del iX3, los bávaros también lanzarán el iNEXT, otro SUV que llegaría, según las primeras informaciones, en 2021 con una autonomía de 500 kilómetros y capacidades semiautónomas.

 

bmw-ix3-2018-01

BMW iX3, un vehículo que se fabricará en China y se exportará al resto del mundo.

Además de los ya conocidos i3, que se actualizó en 2017 y no recibirá ninguna mejoría hasta aproximadamente 2024, e i8, el deportivo coupé híbrido que debería recibir algún tipo de actualización en 2022, cuando podría adoptar mecánicas totalmente eléctricas, BMW lanzará también el i4. Este nuevo sedán eléctrico se basará en el i Vision Dynamics mostrado en el Salón de Fráncfort, llegará en 2021 y prometerá una autonomía de 500 kilómetros.

 

Mini y Smart

Mini y Smart están en situaciones complicadas. En primer lugar, la firma de BMW debe mantenerse a flote con su diseño y estilo míticos en un mundo que cada vez dominan más los SUV y los vehículos más grandes. En cuanto a la electrificación, Mini podría apostar por una variante híbrida del Cooper Hardtop en 2022, además de presentar en 2019 su primer modelo 100% eléctrico, que seguramente heredará el clásico estilo de la marca. Por último, a falta de confirmación oficial, varias informaciones apuntan a una variante PHEV del Clubman durante el año 2023.

Smart, por su parte, ya anunció el año pasado que todos sus modelos serán totalmente eléctricos y el ForTwo, en sus versiones coupé y cabrio, recibió tecnología procedente de la sub-marca de Mercedes EQ, consiguiendo más autonomía, potencia y espacio en el habitáculo. Ambas variantes del ForTwo podrían incorporar pequeñas novedades en la segunda mitad de 2020.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment