miércoles, octubre 16, 2019
Banner Top

La ciudad china de Shenzhen ha adquirido 500 camiones de obra eléctricos con caja de volquete, una estrategia que completa el uso actual de 16.000 autobuses eléctricos.

Volquete BYD T10ZT de motor eléctrico.

China es uno de los mayores mercados para el vehículo eléctrico. Muchas de las novedades tienen su origen en el país asiático, los fabricantes no paran de establecer contactos y firmar acuerdos en aquella región para el desarrollo y fabricación de coches eléctricos e incluso el propio gobierno apuesta muy fuerte por esta tecnología. No en balde, China tiene en la tecnología eléctrica una solución a la alta contaminación de sus ciudades.

Uno de los mejores ejemplos que se pueden ofrecer es la ciudad de Shenzhen, la cual dispone actualmente de nada menos que 16.000 autobuses totalmente eléctricos. Una acción que como cabe esperar, afecta muy positivamente a la contaminación de la ciudad, tanto en términos ambientales como de contaminación acústica. Pero el objetivo de esta ciudad va más allá y se firmó un contrato con la marca BYD para el suministro de 500 camiones totalmente eléctricos.

Dichos camiones, unidades BYD T10ZT, irán destinados a la empresas Shenzhen Xinrongyuan Construction Engineering y Zhengbao Indutrial. Son camiones creados a medida para el mercado de la ciudad de Shenzhen y, según afirman, se trata del primer camión ‘inteligente’ totalmente eléctrico. Sus baterías son de fosfato y litio, anuncia una potencia de 435 KW (unos 592 CV), la autonomía alcanza los 280 kilómetros e incorpora un sistema de gestión de energía de nueva generación. No dicen exactamente en qué consiste dicho sistema.

Los camiones, cuyas primeras unidades se entregaron en el mes de julio, son el resultado de un proyecto de I+D que comenzó en el año 2012. Los volquetes eléctricos pueden recargarse al completo en 90 minutos y, según los datos de la propia compañía, logran una reducción de emisiones similar a la emitida por 70 turismos convencionales.

Xiao Haiping, director del departamento de relaciones públicas de la división de ventas de vehículos comerciales de BYD, afirmó que la compañía también pondrá en circulación camiones hormigonera en un futuro no muy lejano. El objetivo, como cabe esperar, es reducir las emisiones y el ruido causado por los vehículos de gran tonelaje en las ciudades.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment