viernes, octubre 18, 2019
Banner Top

Con el objetivo de nivelar el mercado y ayudar tanto a los agentes de ventas como a los clientes a conocer en igualdad de condiciones los productos ofrecidos, se ha desarrollado un nuevo estándar para medir la autonomía de las bicicletas eléctricas.

El concepto de movilidad eléctrica es cada vez más amplio y no se refiere solo a los coches eléctricos, aunque estos adquieran un mayor protagonismo. Existen también otros medios de transporte eléctricos, como las bicicletas. Una e-bike puede ser el primer vehículo con el que el consumidor se inicie en este tipo de movilidad.

En los últimos tiempos el mercado de bicicletas eléctricas está experimentando un notable crecimiento, desde las más económicas, con alrededor de 12 kilómetros de autonomía, hasta las más especializadas, que alcanzan más de 600 kilómetros. Sin embargo, la medición del alcance es una de las partes más complejas de este negocio con métodos que, hasta ahora, han sido confusos para los consumidores.

Para mejorar la industria, recientemente, la Asociación Alemana de Vehículos ZIV (Zweirad-Industrie-Verband) ha anunciado que están desarrollando un estándar para medir el alcance de las bicicletas eléctricas en igualdad de condiciones. Su objetivo es funcionar con todas las marcas y actuar como un campo neutro y nivelado para todo los segmentos.

En la creación de este nuevo estándar han aportado su asesoramiento algunos de los nombres más importantes de la industria como Accell Group, Bosch E-Bike Systems, Shimano y Velotech. Los mayores fabricantes colaboran con el objetivo de lograr resultados reales en las estimaciones de alcance en la industria de la bici eléctrica, algo crucial para que pueda soportar las pruebas tanto de diversidad como de tiempo.

Conocido con el nombre R200, este nuevo estándar pretende ayudar no solo a los fabricantes a citar alcances más realistas sino también a los clientes a poder realizar mejores comparaciones entre diferentes marcas y modelos de bicicletas eléctricas. Además, está diseñado para lograr resultados que sean reproducibles, algo que ha sido poco común cuando se trata de estimaciones de alcance en esta industria.

Algunos fabricantes, hasta ahora han utilizado métodos de prueba con ciclistas profesionales, senderos en condiciones óptimas para la bicicleta u otras ventajas para lograr el mejor alcance posible con una única carga de batería. Este se presenta como el mejor alcance con la advertencia a los clientes de que estas cifras pueden variar en función de factores como el terreno, el clima o el ciclista.

El nuevo procedimiento desarrollado por ZIV emplea una plataforma de prueba cualificada para normalizar todas las bicicletas eléctricas y que proporciona 200% de potencia extra sobre la del conductor. Esto significa que la prueba simula que la bicicleta eléctrica proporciona el doble de la asistencia a la potencia que el ciclista gener por sí mismo. Por tanto, si el ciclista aporta 100 watios de potencia de pedaleo, el alcance de la bici se calculará con el motor eléctrico proporcionando el 200% de este valor. De esta forma, la potencia total híbrida, combinando electricidad y ciclista, alcanzaría 300 watios.

El R200 tiene en cuenta todos los factores variables a la hora de hacer la medición, desde la superficie de la carretera o el tipo de terreno y las condiciones climáticas hasta el peso de la bicicleta y el tipo de neumáticos utilizados.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment