domingo, agosto 18, 2019
Banner Top

Mazda lanzará en 2020 un nuevo motor híbrido diésel de 48 voltios que mejorará la eficiencia de los diésel actuales en un 20%.

Mazda, uno de los pocos fabricantes que todavía no han electrificado sus propulsores, planea lanzar su primer coche con motor híbrido diésel en 2020. El nuevo coche híbrido de la marca japonesa, según fuentes citadas por el periódico japonés Asian Review, se basará en el Mazda CX-5 y será el primero en utilizar una motorización híbrida diésel que más tarde se extenderá hacia el resto de modelos de su gama, haciendo especial énfasis en los crossover.

La estrategia de Mazda, para muchos analistas, va en contrasentido del mercado, que ha visto como las ventas de propulsores diésel han caído de forma generalizada a raíz de diversas polémicas en torno a este tipo de propulsores. La compatriota Toyota, por su parte, ha decidido dejar de vender mecánicas diésel en Europa, mientras que la también nipona Nissan podría suspender el desarrollo de los motores de gasóleo para centrar sus esfuerzos en la electrificación de su producto. En cambio Mazda, que hasta ahora se ha mostrado especialmente escéptica respecto al coche eléctrico, cree que la demanda de propulsores diésel se mantendrá y que podría atraer una importante porción del mercado debido al bajo coste y gran eficiencia de este combustible fósil.

Los planes de Mazda incluyen el lanzamiento confirmado de un vehículo eléctrico con extensor de autonomía a principios de 2019. Se trataría de un modelo compacto –posiblemente un Mazda 3 o un CX-3– que emplearía el famoso motor rotativo Wankel para recargar sus baterías. Mientras que el próximo lanzamiento utilizará un motor eléctrico para la propulsión y gasolina como principal fuente de energía, en el SUV que llegará en 2020 será un motor diésel, ayudado en determinadas ocasiones por un motor eléctrico de menores prestaciones, el que se ocupe de propulsar el vehículo

Desarrollado íntegramente por Mazda, el nuevo motor diésel empleará un sistema eléctrico de 48 voltios para construir lo que se conoce como híbrido suave, una solución de electrificación económica que puede brindar grandes beneficios con un coste relativo. Según Mazda, el nuevo motor híbrido diésel será desarrollado desde cero y reducirá el consumo de combustible en un 10%. Si lo comparamos con los motores diésel que comercializa Mazda en la actualidad, la eficiencia del conjunto propulsor se verá mejorada en hasta un 20%.

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment