viernes, octubre 18, 2019
Banner Top

Workhouse, la empresa estadounidense con sede en Ohio, ha anunciado el inicio de la producción de su furgoneta eléctrica N-Gen, diseñada para labores de reparto de última milla y que alcanza los 160 kilómetros de autonomía, suficiente para realizar el recorrido diario necesario para este trabajo en entornos urbanos. Para trabajos más exigentes cuenta con la opción de ampliar su autonomía con un extensor de rango y además un dron de reparto final.

La furgoneta se caracteriza por disponer de un piso ultra bajo, que se sitúa a algo menos de 50 centímetros del suelo, combinado con una altura de techo de más de 2,6 metros. Estas medidas maximizan el volumen de carga y facilitan el trabajo del conductor a la hora de repartir los paquetes. Cuenta con una capacidad de carga de 2.700 kilogramos y está disponible en cuatro volúmenes de carga: 7 m3, 12,7 m3, 19,8 m3 y 28,3 m3. Workhorse ha iniciado la producción de la versión con mayor volumen de carga.

Además,opcionalmente puede contar con un aliado para realizar las entregas finales como es el dron HorseFly, capaz de sobrevolar zonas urbanas transportando un peso de hasta 4,5 kilogramos.

Ver más: Híbridos y eléctricos

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment