domingo, agosto 18, 2019
Banner Top

El Grupo PSA apuesta una vez más por la electrificación de la marca Peugeot con el desarrollo de una nueva gama de vehículos deportivos eléctricos a partir de 2020. Con el fin de concentrar sus recursos en la puesta a punto de los «nuevos coches deportivos de bajas emisiones», el fabricante francés ha decidido retirarse del Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA.

El proyecto se desarrollará en colaboración con los equipos de Peugeot Sport y tiene como principal objetivo reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que fijan las instituciones europeas, según informó la empresa mediante un comunicado.

«Peugeot ha decidido centrarse en el desarrollo de estos nuevos vehículos, en un contexto en el que la incertidumbre sobre la evolución del Campeonato WRX térmico hacia la tecnología eléctrica en 2021 es una realidad. Como consecuencia, esta competición no es coherente con el calendario de electrificación de Peugeot, que se está desarrollando cumpliendo con el plan establecido de poder presentar una oferta inicial a partir de 2020», agregó.

Ver más: Híbridos y eléctricos

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment