viernes, agosto 23, 2019
Banner Top

La empresa alemana de automóviles Opel instalará más de 160 puntos de recarga para vehículos eléctricos en su centro de I+D de Rüsselsheim en Alemania, con el fin de colaborar en un estudio sobre la influencia de la recarga de vehículos eléctricos con la instalación de una infraestructura de recarga inteligente y un sistema estacionario de baterías reutilizadas del Ampera.

Opel apoyará el proyecto de investigación para estudiar el comportamiento de la red eléctrica en un escenario dominado por la electromovilidad. Al paralelo se instalará un sistema de almacenamiento de energía a base de baterías reutilizadas procedentes de vehículos eléctricos, en el centro de pruebas de Rodgau-Dudenhofen.

“En Hesse, casi la mitad de la demanda de energía puede atribuirse al transporte. Por esta razón estamos impulsando la transición energética a la movilidad eléctrica mediante el apoyo generalizado a la infraestructura de carga”, ha declarado Tarek Al-Wazir, ministro de Economía, Energía, Transporte y Desarrollo Regional de Hesse. El proyecto E-Mobility-Lab Hesse tiene prevista una duración de tres años y cuenta con la financiación del ministerio de economía, energía y transporte de Hesse.

Los 160 puntos de carga proporcionarán durante tres años, una serie de datos reales sobre su uso. Esto ayudará a realizar simulaciones basadas en varios escenarios para posteriormente analizar las implicaciones y problemáticas que la recarga de vehículos tiene sobre la red eléctrica. Finalmente se ofrecerán las soluciones apropiadas para resolver estos problemas.

Ver más: Híbridos y eléctricos

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment