viernes, agosto 23, 2019
Banner Top

Daimler, la empresa dedicada principalmente a la industria del automóvil, ha iniciado la adecuación de sus plantas de Hamburgo y Berlín para adaptarlas a la fabricación de componentes esenciales de sus coches eléctricos. Dentro de estas dos instalaciones se ensamblarán los elementos mecánicos del Mercedes EQC: el módulo de transmisión eléctrica, el eje trasero y otros componentes livianos.

El EQC de Mercedez arrancará su producción en la fábrica de Bremen en 2019. La distribución geográfica de estas tres ciudades situadas al norte de Alemania, Bremen, Hamburgo y Berlín, hace idóneo a este vehículo para convertirse en sus centros de producción y ensamblaje. Desde 2017, Mercedes administra estas dos plantas como una entidad conjunta, de forma que las destinará a la producción de los equipos para ensamblar su primer coche eléctrico.

Las fábricas de Hamburgo y Berlín forman parte de red mundial de centros de producción para la movilidad eléctrica de Daimler, compuesta por seis plantas situadas en tres continentes y una red mundial de cinco instalaciones para producir baterías.

En los próximos diez años, Mercedes ofrecerá hasta 50 variantes electrificadas en su catálogo, y al menos 10 serán vehículos completamente eléctricos. En total, el grupo alemán invertirá más de 10.000 millones de euros en la electrificación de toda su oferta y 1.500 millones de euros a adaptar las plantas de producción.

Ver más: Hibridosyelectricos.com

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment