jueves, octubre 24, 2019
Banner Top

La compañía y marca de rendimiento de Volvo Cars, Polestar, considera que el mercado chino será el principal destino de sus lujosos coches deportivos con propulsión eléctrica. Mientras que la porción restante de las ventas se las repartirán entre Europa y Estados Unidos, según Thomas Ingenlath, jefe la marca en China.

En el Salón de Guangzhou, que abrió sus puertas el pasado fin de semana,  el directivo de la marca declaró que “actualmente no hay una variedad suficiente (de coches eléctricos) para los compradores”. “Necesitamos ofrecer una gama diversa de productos si queremos que la electrificación sea atractiva para los clientes”.

El objetivo de Polestar es  lanzar tres nuevos modelos eléctricos de aquí a 2021. Así como fabricar entre 50 y 100 mil coches por año, todos ellos basados en sus tres primeros modelos: los Polestar 1, 2 y 3. La producción, por el momento, correrá a cargo de la factoría china que tiene la marca en Chengdú, una de las tres ciudades más pobladas al oeste del país.

Ver más:Híbridos y eléctricos

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment