miércoles, octubre 16, 2019
Banner Top

El Salón Internacional de Ginebra fue el marco elegido por Mitsubishi para presentar un nuevo concepto, el cual llamó la atención por varias características innovadoras, aunque aún no se sabe si llegará a ser de producción.

Por su imagen, parece una versión futurista del Montero, el todoterreno que ayudó a impulsar la locura de las SUV, pero que fue descontinuado hace unos años. Aunque la firma insinuó revivirlo con los prototipos GC-PHEV y GT-PHEV, ninguno llegó a producción.

En cuanto a sus características, cuenta con un tren de potencia híbrido enchufable construido alrededor de un motor naftero de 2.4 litros. El sistema de tracción es en las cuatro ruedas a tiempo completo (S-AWC) y ajusta constantemente las ayudas electrónicas de conducción, como los frenos antibloqueo (ABS), el control de tracción y el control de estabilidad.

Según Mitsubishi, el SUV híbrid0 enchufable puede recorrer hasta 70 kilómetros solo con electricidad, de acuerdo al ciclo de pruebas WLTP europeo (Procedimientos Mundialmente Armonizados para Pruebas de Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés).

Mitsubishi también ofrece una opción ecológica que es la «Dendo Drive House», que incluye paneles solares, un cargador bidireccional y un paquete de baterías estacionario para el hogar.

De esta manera, los propietarios podrían cargar tanto la SUV como el paquete de baterías utilizando paneles solares, evitando completamente la electricidad de la red, lo que ahorra dinero y podría reducir las emisiones.

Debido a que el cargador «Dendo Drive House» es bidireccional, el auto y el paquete de baterías también podrían descargar la electricidad almacenada para alimentar una casa durante un apagón, según planteó Mitsubishi.

Estos sistemas se han convertido en un importante tema de conversación en Japón desde que un terremoto y posterior tsunami azotaron la costa del Pacífico de la región de Tohoku en 2011.

Nissan, que tiene poco más del tercio de las acciones de Mitsubishi, también está experimentando con dicha tecnología, que también se denomina «vehículo a red» o «V2G».

Pero los problemas regulatorios implican que ofrecer estos sistemas en Estados Unidos sea más complicado. Además, es poco probable que los paquetes de baterías puedan alimentar un hogar promedio del país norteamericano más allá de unas pocas horas.

Ver más: IPro

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment