miércoles, agosto 21, 2019
Banner Top

El crecimiento del coche eléctrico tiene una serie de problemas. Y uno de ellos son las baterías. A pesar de las fuertes inversiones del sector, la capacidad de producción de baterías para coches eléctricos no sería suficiente para atender a la demanda si atendemos a declaraciones de varios fabricantes como Volkswagen, Renault o Jaguar.

Durante el Nordic EV Summit 2019, el Dr Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover, ha comentado que «tenemos una gran demanda, pero estamos limitados por la provisión de baterías. Toda la industria de coches eléctricos tiene este problema y se mantendrá así durante 2 o 3 años.». Una postura compartida por Ulrich Eichhorn, director de I+D del grupo Volkswagen, que en 2017 aseguraba que «la industria necesitará añadir una capacidad de producción de baterías equivalente a 40 Gigafactorías de Tesla», algo que según las previsiones del propio fabricante no se alcanzará hasta 2025.

La materia prima está afectando al coste de producción

El coste de las baterías de iones-litio han ido disminuyendo pero para fabricarlas se necesitan materiales como el litio o el cobalto, cuyas reservas son limitadas y están alcanzando precios desorbitados. Según datos del FMI, el precio del carbonato de litio aumentó en más del 30 % en 2017, mientras que el cobalto ha aumentado en un 150 % entre septiembre de 2016 y julio de 2018.

El cobalto marcando máximos históricos ha llevado a que los fabricantes estén apostando por alternativas. Tesla defiende la tecnología niquel-cobalto-aluminio que requiere menos de un tercio del cobalto, mientras que fabricantes como BMW están invirtiendo en centros para fabricar celdas de batería con el objetivo de controlar toda la cadena de valor y la selección de materiales.

Un informe de 2016 de Amnistía internacional reflejaba que compañías como Tesla y Panasonic obtenían su cobalto de Filipinas y no del Congo. Un intento de controlar mejor la procedencia del cobalto que ha llevado por ejemplo a compañías como Toyota, Honda y Panasonic a crear una ‘joint venture’ en la que explorar nuevos materiales alternativos para las baterías de coches eléctricos.

Materiales como el cobalto, necesario para las baterías, está marcando máximos de precio históricos. Algo que está llevando a múltiples fabricantes cambiar de estrategia y explorar nuevas tecnologías y materiales alternativos.

Ver más: Xataka

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment