miércoles, octubre 16, 2019
Banner Top

El vehículo eléctrico es aún una revolución apenas incipiente. El parque de vehículos enchufables va creciendo, la red de recarga va sumando nuevos puntos, y tanto las compañías automovilísticas como las energéticas trabajan en grandes planes para no perderse este negocio que aún da pasos cortos pero cuya generalización será una realidad ineludible en las próximas décadas.

Entre otros escollos (el precio aún alto de los vehículos, la pobre expansión real de la red de recarga actualmente, la autonomía discreta cada vez menos de los coches…), la expansión del coche eléctrico aún debe vencer el problema que genera la larga duración de las recargas para poder competir con el coche de combustión en los trayectos interurbanos.

Esto es, que como actualmente el tiempo de duración de las recargas de los coches eléctricos son al menos de media hora, las más rápidas entre las ya operativas, es aún un engorro para los conductores tener que hacer una parada tan larga en un viaje. Y los propietarios de vehículos enchufables tienen que aprovechar las noches o las jornadas laborales para realizar las recargas para usar el vehículo en trayectos urbanos.

Repsol abre ahora en España una nueva era de los enchufes ultrarrápidos. La petrolera ha instalado el que es ya el primer punto de recarga ultrarrápido del país. El lugar elegido para estrenar este nuevo tipo de recarga es una de las gasolineras de su red, ubicada en la localidad alavesa de Lopidana. Repsol se adelanta así a otros competidores que también ultiman iniciativas similares (Cepsa por ejemplo pretende instalar también puntos ultrarrápidos en los próximos meses).

El nuevo punto de recarga que se inaugurará este lunes en un acto al que asistirá el consejero delegado del grupo, Josu Jon Imaz tendrá una potencia hasta ahora inédita en el país de 350 kilovatios, lo que permitirá recargas coches eléctricos en 6 minutos. Eso sí, actualmente no hay coches en las carreteras que sean aptos para esa capacidad. Los modelos con mayor capacidad de recarga del mercado lo hacen a 175 kilovatios, y utilizando el enchufe de Repsol podrían repostar en unos 12 minutos.

Repsol cuenta en alianza con el grupo Ibil una red de unos 1.700 puntos de recarga, la mayoría de carácter privado. Sólo 200 son enchufes en zonas públicas y 31 de ellos se encuentran en estaciones de servicios de la red del grupo Repsol. Los enchufes de las gasolineras de la compañía son de recarga rápida, con una potencia habitual de 50 kilovatios, así que la duración de la operación ronda los 30 minutos.

Las grandes eléctricas han anunciado planes para los próximos años que contemplan la instalación de miles de nuevos puntos de recarga repartidos por el país. En la mayoría de los casos se tratará de enchufes ubicados en zonas urbanas (centros comerciales, oficinas, hogares…) y no en carretera. Las grandes petroleras podrán utilizar la capilaridad de su red de estaciones de servicio para llevar los puntos de recarga también a las autovías y ubicaciones en otro tipo de vías.

Ver más: ElIndependiente

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment