miércoles, octubre 16, 2019
Banner Top

El fabricante alemán quiere lanzar un modelo de precio asequible que le permita competir contra los actuales dueños del sector, como Renault o Nissan

La carrera por ofrecer modelos eléctricos, accesibles y con gran autonomía es uno de los temas que más desvela a las automotrices.

Ahora, quien se suma al desafío es Volkswagen, quien buscará hacerle frente a rivales masivos como Nissan y Renault, que con el Leaf y el Zoe dominan el mercado de los modelos con nuevas tecnologías más baratos.

Según trascendió, la automotriz alemana desarrollará un nuevo vehículo que llegará en 2023 y tendrá un precio de 22.400 dólares. Lo más interesante es que será SEAT la encargada de poner a la venta esta versión, según Financial Times.

Si se confirma el plan, muchos expertos suponen que será una pérdida económica para el grupo.

Así lo indica por ejemplo Arndt Ellinghorst, jefe de investigación de la consultora Evercore, que afirma que es imposible para Volkswagen (o cualquier otro fabricante exceptuando a Tesla) obtener una ganancia con un coche eléctrico teniendo en cuenta los precios actuales de componentes como las baterías.

Por ejemplo, comparando el costo de un motor de combustión interna con un eléctrico, el primero sale entre 2.240 y 3.360 dólares, mientras que una batería de 60 kWh puede suponer un coste de más de 6.722 dólares.

Una de las formas de solucionar el problema sería con una fuerte economía de escala, aunque al menos en los primeros años Volkswagen no espera lograr un volumen tan grande como para lograr dividir el precio de las baterías hasta los niveles de un motor de combustión.

El resultado será que el modelo eléctrico más económico de Volkswagen no llegará hasta 2023, y que tendrá el logo de la marca menos pensado.

Ver más: iProUp

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment