miércoles, octubre 23, 2019
Banner Top

Si hay una marca que hace ya muchos años que tiene en los motores híbridos una de sus mejores armas esa es Toyota. De hecho, fueron los japoneses los que empezaron a apostar por esta tecnología con su ya famoso Prius.

Una tecnología que los ha convertido en una de las marcas referentes en este sentido. Con la experiencia que les ha ido dando el Prius con el paso de los años, Toyota ha apostado ahora por lanzar al mercado dos SUV híbridos, el RAV-4 y el CH-R.

Eso sí, por muchos que los dos estén en el mismo segmento, las diferencias entre ellos son más que notables.

Toyota RAV-4 mejor que CH-R

La primera de ellas la del motor. Y es que el RAV-4 cuenta con una mecánica que entrega 218 caballos en su versión 4×2 y con 222 caballos en la versión 4×4. Por el contrario, el CH-R se queda en tan solo 122 caballos.

Por otro lado, el tamaño y el confort (una de las principales razones por las cuales los consumidores han abrazado el segmento de los SUV con tanta pasión), están muchos más garantizados en el RAV-4 que en el CH-R.

El primero es un SUV muy cómodo, familiar y con un rendimiento más que aceptable. El segundo, por el contrario, tiene en el diseño y en la agilidad de su conducción sus puntos fuertes.

Dos maneras muy diferentes de entender un SUV híbrido que, eso sí, también se ven reflejada en el precio. Y es que el mayor tamaño y prestaciones del RAV-4 se pagan. La versión de acceso a la gama parte desde los 31.800 euros mientras que la del CH-R lo hace desde los 24.850 euros.

Una diferencia de unos 7.000 euros que, teniendo en cuenta el mayor tamaño, confort, potencia, comodidad y espacio interior, muchos ven mas que suficiente para apostar por el RAV-4.

Ver más: DMQ
 

Banner Content

0 Comments

Leave a Comment